Ñoquis veganos de boniato y espinacas

ÑOs presento nuevamente una receta rápida para hacer en el último minuto. Propongo estos ñoquis como plato por derecho propio y no como guarnición.

Para 4 personas necesitaréis:

  • 460 gramos de boniatos
  • 140 gr de hojas de espinaca
  • 130 gr de almidón de patata
  • 120 gr de harina (puede ser de espelta o de arroz)
  • 1/2 cucharada de salvia fresca molida (opcional)
  • 1/2 cucharada de romero fresco molido (opcional)
  • sal

Coced los boniatos para hacer puré. Lo mejor es cocerlos al vapor para evitar que su carne se llene de agua. Lo mismo ocurre con las hojas de espinaca: lo mejor es cortarlas muy finas y cocerlas al vapor. Dejad que ambos purés se enfríen.

En un tazón grande, mezclad el almidón de patata, la harina, la sal, la salvia y el romero.

Después, añadid los purés de boniato y de espinacas y mezclad todo hasta obtener una pasta homogénea (no dudéis en trabajar con las manos cuando la consistencia de la mezcla lo requiera). Después, con harina en las manos, trabajad la masa y dadle forma para poder cortarla en 4 partes iguales.

Coged cada una de las partes y trabajadla con las manos para darle forma de churro o cuerda gruesa. Después, cortadla en pequeños trozos y hacedlas rodar por la parte posterior de un tenedor para obtener el efecto rayado de los ñoquis.

Poned a hervir agua con una pizca de sal en una olla. Cuando ya esté hirviendo, echad lo ñoquis y removed suavemente para evitar que se peguen. A los tres minutos, veréis que los ñoquis empiezan a flotar. Es el momento de sacarlos del agua con un colador.

Para terminar, rehogad los ñoquis con un poquito de aceite en una sartén grande o en un wok con cuidado de que no se peguen ni se aplasten.

Al momento de servir, agregad un chorrito de aceite de oliva (del tipo que más os guste, incluso un aceite con algún aroma especial) y, si queréis, un poco de parmesano vegano.

A %d blogueros les gusta esto: